Alfonso de Portago, el primer español en Ferrari.

17 comentarios

image_large.jpg

Hace dos semanas, Ferrari hacía oficial el fichaje de Fernando Alonso para la próxima temporada. El asturiano será el segundo piloto español en la historia en convertirse en piloto oficial de la escudería italiana. Muchos ya sabéis que el honor de ser el primer piloto oficial Ferrari recayó en el Marqués de Portago. Pero, ¿Quién fue Alfonso de Portago?

Antes de llegar al automovilismo, Alfonso de Portago había destacado en la práctica del bobsleigh. Un deporte sin ninguna tradición en España pero que atraía al joven Marqués. Tanto es así, que a pesar de no contar con mucho apoyo, participó en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1956 en Cortina d´Ampezzo, sufragando el mismo los gastos. El cuarto puesto final en bobsleigh a dos, dice mucho de Alfonso. Un año después Portago y Luis Muñoz lograron el bronce en el Mundial de Bobsleigh disputado en Saint Moritz. La única medalla hasta la fecha conseguida en esta categoría por nuestro país.

Anunciate aquí

La historia, la parte que nos interesa, del Marqués de Portago comienza en 1953. A pesar de que fue Edmund Nelson, amigo de Alfonso de Portago, quien introdujo al Marqués en el mundo de automovilismo, fue Luigi Chinetti, importador de Ferrari en USA, quien le invitó como copiloto para participar en la Carrera Panamericana. De Portago quedó encantado con la experiencia y no tardó comprarse en un Ferrari 250 MM con el que hizo sus primeros pinitos. En 1954, y con Harry Schell como compañero, debutó en los 1000 km. de Buenos Aires. El resultado no pudo ser mejor, segundos aunque Alfonso de Portago no llegó a dar más de tres vueltas. Schell no se fiaba de el. El siguiente reto fueron las 12 horas de Sebring, aunque en esta ocasión un palier roto acabo con la experiencia a las dos horas de empezar.

24hlemans195464_20070526_1460187246.jpg

En ese momento Portago fue consciente de que el 250 MM era demasiado para sus limitados conocimientos de conducción deportiva por lo que se deshizo de el y se compró un Maserati A& GCS 2 litros. El debut con ese coche sería, nada más y nada menos, que en las 24 horas de Le Mans. Aunque, de nuevo, no lograría finalizar la prueba.

Poco después comenzarían a llegar los resultados. Primera victoria en el Gran Premio de Metz. En la siguiente prueba, las 12 horas de Reims, iba a contar con Louis Chiron como compañero. Aunque de nuevo tuvo que abandonar. Era momento de buscar retos mayores. Alfonso de Portago vende el Maserati y se hace con un Osca MT4.

por6.jpg

Con el Osca participaría en en el Tour de Corse, abandonando, y en las 24 horas de Nürburgring, prueba que dominó hasta que se salió de pista. Tras cinco carreras, Alfonso de Portago ya era conocido como “el piloto loco”. Fama que le perseguiría durante toda su carrera.

El Osca duró poco en manos de Portago. Necesitaba más caballos por lo su siguiente paso fue adquirir un Ferrari 750 Monza. Su primera carrera con el nuevo auto fue la Panamericana que terminó antes de tiempo con problemas en un filtro de aceite. Pero sería con el 750 Monza con quien conseguiría una racha de grandes resultados durante la Nassau Speed Week. Fue en ese momento cuando comenzó a llamar a las puertas de Ferrari. Enzo Ferrari decidió ofrecerle un Fórmula 1 del año 54. Los resultados con el Ferrari 625 no llegaron. A pesar de ello no cejó en su empeño y en Sport si que logró unos excelentes resultados. Segundo puesto en el G.P de Venezuela tras Fangio, dos victorias en el Nassau Trophy y solamente una rotura le impidió alzarse con las 9 horas de Goodwood.

En sus comienzos varias fueron las frases que acuñó y que demostraban su carácter.

…hay que arriesgarse para llamar la atención de las marcas…
Si se escapa de la muerte los dos primeros años, la mitad de la batalla está ganada

portago1.jpg

Tras los éxitos conseguidos en 1955, De Portago volvió a reclamar un volante oficial a Ferrari, aunque como respuesta recibió unas fotos suyas haciendo un trompo. Pero la suerte haría que se Alfonso encontrara el deseado volante en la Scuderia. Luigi Musso, piloto oficial de los italianos, se lesionaba a comienzos de la temporada de 1956, y De Portago era el elegido para sustituir al italiano. El español se pondría al volante de un Ferrari-Lancia D50.

En su primer Gran Premio, el de Francia, la caja de cambios de su D50 falló obligándole al abandono, pero dos semanas después las cosas cambiaron. En el GP de Inglaterra en Silverstone De Portago estaba luchando por la victoria con Juan Manuel Fangio y Stirling Moss. Su compañero Peter Collins había tenido problemas con su coche, por lo que fue llamado para compartir coche con el inglés. El segundo puesto final significó durante mucho tiempo el mejor resultado de un español en la Fórmula 1, aunque tuviera que compartir los puntos.

mille_miglia_portazgo.jpg

Para ese momento, De Portago ya se había ganado a Enzo Ferrari, y éste le había convertido en piloto oficial en la categoría Sport. Las victorias con el nuevo Ferrari 250GT en el Tour de France, en Monthlery y el Gran Premio de Roma se sumaron a los dos podiums en la Nassau Speed Week con un Ferrari 860 Monza.

tf14.jpg

En 1957 tendría su última oportunidad de disputar un Gran Premio de Fórmula 1. Junto a José Froilán González, De Portago finalizó en quinta posición en el Gran Premio de Argentina disputado en Buenos Aires. Pero no mucho después, la carrera de Alfonso de Portago llegaría a su fin.

En mayo de 1957, el español fallecería trágicamente durante la disputa de la Mille Miglia. Los días previos a la carrera, De Portago afirmó que no quería disputar la carrera. No la había disputado nunca y no le gustaban las carreras largas y además Ferrari le iba a dar un nuevo modelo, el 335S un 4.000 cc. Con el número 531, asignado por la hora de salida las 5 de la mañana y 31 minutos, se lanzó a recorrer los más de 1600 kilómetros non-stop de que se componía la prueba.

mm57cartafonbitito.jpg

A pesar de que como decía en la carta se lo iba a tomar en plan turismo, De Portago no entendía eso de salir a cumplir el expediente. A falta de 300 kilómetros era quinto y con los dos coches de delante con problemas mecánicos. En la última parada uno de los mecánicos detectó problemas en el neumático delantero izquierdo. No había tiempo para repararlo y Alfonso se lanzó a alcanzar a Collins y Gendebien. A falta de 50 kilómetros, y cuando ya estaba situado en tercera posición, Alfonso de Portago sufrió un accidente en la localidad de Guidizzollo cuando circulaba a más de 250 km/h y uno de sus neumáticos explotó. El español, su amigo Ed Nelson y nueve espectadores fallecieron en ese accidente y 30 más resultaron heridos. La de 1957 fue la última edición de la Mille Miglia.

Anunciate aquí
Anunciate aquí
Anunciate aquí
+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de crises !

    Este hombre debía ser todo un personaje

    "La vida aquí sigue igual, estoy jodiendo bastante y estoy muy feliz"

    Al menos falleció feliz.

  • 2

    Avatar de Portago !

    Ese soy yo! Muy buena biografia, hunaudieres!

    Sólo me gustaría reseñar una anécdota, y es que en su segundo puesto en el G.P de Venezuela tras Fangio, Portago se puso por delante del mismo Fangio durante toda la carrera, si no la ganó fue porque tuvo un problema de alimentación que hizo que parara demasiado tiempo en boxes. Ya en el podio, el chueco, dirigiéndose a él dijo "Aquí está el verdadero ganador de la carrera

  • 3

    Avatar de M.A. !

    Bonita historia, eran otros tiempos.

    Sin embargo yo tenia entendido que De Portago no llego a entenderse bien con Enzo Ferrari, quien nunca llego a confiar en él. No sé si porque era español, ó porque veia en el a un "niño rico" que tenia lo que queria por su dinero. Ferrari se preciaba de que a el nunca le habian regalado nada.

    En fin, esto no quita para que sea una bonita historia.

  • 4

    Avatar de Portago !

    #3 M.A. Efectivamente, se dice que Portago nunca tuvo una gran amistad con Il commendatore.

  • 5

    Avatar de Portago !

    De todas formas, no creo que fuera por ser un niño rico, ya que su puesto en la Scudería se lo ganó también el a pulso, vamos, que no entró por ser rico ni nada parecido. Yo lo achacaría más al carácter tan particular de Enzo.

  • 6

    interesante

    Avatar de backspace !

    Hombre, si el gran J.M. Fangio le considerò uno de los mejores pilotos de su tiempo, no voy yo a saber mas que el y rebatirselo.

    Si hoy en dìa es un gran desconocido es debido en gran parte a que el regimen franquista se encargo de sepultarle en el olvido, no podìan consentir que el hijo de uno de los grandes "heroes" del alzamiento fuera el culpable de tan terrible accidente, ademas de mujeriego, apolitico En el sentido en que jamas mostro ninguna simpatìa por el regimen, y otras cosas mas que no gustaban a paquito.

    El mas grande hasta la llegada de Alonso.

    Saludos.

  • 7

    Avatar de interdomin !

    Excelente post.

  • 8

    Avatar de murcielago924 !

    Bonita entrada, siempre se agradece información sobre aquellas épocas que ninguno de nosotros ha llegado a conocer de persona. Y si el protagonista es español o hispanoamericano, pues mejor todavía, ya que sería un delito apasionarnos por Alonso, Guerrieri o “Pechito” López e ignorar las gloriosas hazañas de los antepasados.

    He encontrado significativo este párrafo: Portago fue consciente de que el 250 MM era demasiado para sus limitados conocimientos de conducción deportiva por lo que se deshizo de el y se compró un Maserati A6GCS 2 litros (por cierto, Hunaudieres, corrige ese “&” que te ha salido en lugar del “6”, debido a que le has dado a la tecla “6” apretando mayúscula). Lo primero que se me ocurre es que ojalá tuviéramos todos tanta autocrítica como para decir que el Honda S2000 es demasiado coche para mi, mejor venderlo y pasarme a un Golf GTI.

    En segundo lugar, cabe destacar que, según afirman los ex pilotos que compitieron con los bólides de Maranello en los años Cincuenta, los Ferrari eran en aquella época un cañón montado encima de un cajón de fruta, en el sentido que tenían un motor de doce cilindros absolutamente excepcional y potentísimo, pero un chasis primitivo e insuficiente, siguiendo la filosofía del Viejo (lo único que cuenta es el motor, si te centras en el chasis significa que no tienes un gran motor).

    Esta filosofía la interpretaba a las mil maravillas el ingeniero Aurelio Lampredi, técnico genial pero que ni si quiera tenía carnet de conducir, por lo tanto sus criaturas eran absolutamente imposibles de pilotar. El resultado era que los espectaculares doce cilindros de Lampredi recibían serios varapalos por los mucho más prácticos A6GCS de seis cilindros; las cosas cambiarían sólo cuando el Viejo se decidió a fichar al ingenier Massimino y a su panda de maseratistas. Pero la experiencia de De Portago es útil para recordarnos hasta que punto pudo llegar el fanatismo del Viejo, auténtico talibán del automovilismo.

  • 9

    Avatar de rafacubanlada !

    Creo que no es una forma fea de morir, aunque no queramos ninguna, murio luchando, lastima que afecto a otros que solamente fueron a observar, me alegro que España tenga pilotos luchadores, como Portago y Fernando Alonso

  • 10

    Avatar de toni22m !

    A mi la historia de este hombre siempre me ha dejado un regusto amargo en cuanto al automovilismo se refiere, no solo por su final lógicamente. Si por la gran diferencia entre cómo llegó a él y cómo lo han hecho tradicionalmente los grandes pilotos, que lo han sido por el hambre no solo de gloria. Su final, al extender la tragedia entre los aficionados y no solo por culpa suya y llevar al final a una locura tan mítica como la Mille Miglia, no deja de ser revulsivo como para que hasta los más aficionados nos lleguemos a preguntar ¿merece la pena? Ciertamente no todo merece la pena, la pena es que algo tan bonito llegue a no merecerla por el simple hecho de ignorar la seguridad, la razón o la prudencia, o por el triste destino de ser hijo de una época y no de otra como la actual. En cualquier caso ver los lamentos de los familiares de las víctimas desagrada demasiado, son gente ajena al deporte, simples llamados por el show que nunca pensaron en aquello. Otros héroes del volante tuvieron la inmensa fortuna de matarse solos.

  • 11

    Avatar de neokortex !

    Hay quien dice que era un piloto rápido pero demasiado inconsciente, también se dice que la culpa del accidente en el que murieron él, Nelson y otros nueve espectadores (entre ellos cinco niños) fue debido a una negligencia suya por continuar con una rueda averiada.

    Algunos hasta le culpan de haber sido el artífice de la cancelación de una prueba mítica como las Mille Miglia...

    Yo prefiero quedarme con una de las frases de su carta que lo define a la perfección: "La vida aquí sigue igual, estoy jodiendo bastante y estoy muy feliz". Que crack...

  • 12

    Avatar de daniel oudkerk !

    Es el piloto Argentino Bitito Mieres el receptor de la carta del Marques De Portago?

  • 13

    Avatar de perogrullo !

    Yo concibo esa época del automovilismo como una aventura, más que una competición. Siendo importantes las victorias, primaba más el placer de competir y la deportividad, el reconocimiento al oponente, el "fair play". Igual soy un poco iluso pero creo que esos valores, si algo queda de ellos, no deben perderse. En cuanto a Portago, ¡vaya un personaje! Menuda relación debió tener con Il Commendatore, Don Vito (perdón Don Enzo) Ferrari.

  • 14

    interesante

    Avatar de Portago !

    #8 Murcielago924

    Su cambio del 250MM al Maserati A6GCS 2 litros yo lo achaco no tanto a su escasez de conocimientos en conducción deportiva...sino a sus conocimientos en cuanto a conducción en general, ya que aunque cueste creerlo, ni siquiera sabía cambiar correctamente. Siguiendo tu línea de ejemplos, yo lo identificaría más con alguien que acaba de sacarse el carnet y en vez de comprarse un polo de 60cv, se compra un Golf GTI.

    En cuanto a lo que has comentado sobre el gran motor de los Ferrari de esa época y su desastroso chasis, decir que otras 2 frases de Enzo que reflejan esta filosofía "La aerodinámica es para los que no saben fabricar motores", y Cuando usted compra un Ferrari paga el motor, lo demás se lo regalo"

    Por último, comentar que no sólo Fangio tuvo palabras amables hacia el español, sino que también Peter Collins, otro gran piloto de la época dijo de él que “Espero que siga pilotando como hoy en Sports Cars y en coches de Gran Premio, si lo hace estará entre los campeones del mundo de mañana”

    Saludos a todos

  • 15

    Avatar de teo !
    teo | 1 estrellas

    Los méritos deportivos de Portago ya los conocía (no lo del Bobsleigh y la medalla en los JJOO de invierno!!) pero la carta esa revela una personalidad que no conocía y me encanta!! este tio era un crack!!!!

    Gracias por el artículo!!

  • 16

    Avatar de Aira911rs !

    A mí siempre me ha parecido un niñato que no supo valorar la inmensa suerte que tuvo, que queréis que os diga, un clásico del 'vivir al límite porque puedo permitírmelo'. Nunca me ha parecido digno de alabar sus hazañas, porque no me parecen tales, aunque su historia es bien curiosa xD. La frase remarcada de la carta resume a la perfección el tipo de personaje que considero que fue.

  • 17

    Avatar de neokortex !

    No te falta razón Aira911rs.

Escribir un comentario

Para hacer un comentario tienes que identíficarte: ENTRA o conéctate con Facebook Connect

Anunciate aquí

WSL Weblogs SL